Microbioma y encías enfermas

Microbioma y encías enfermas

Ya habíamos aportado, en este blog, el dato de la OMS según el cual la caries es la enfermedad con mayor presencia en la población adulta a nivel mundial.

Pues existe otra enfermedad que se endosa el segundo lugar en prevalencia, después de la caries: la enfermedad de las encías. Según la Encuesta de Salud Oral de España, entre el 84% y el 95% de la población mayor de 35 años padece algún problema asociado con las encías.

Grosso modo, la enfermedad de las encías se puede manifestar en dos versiones:

  1. La Gingivitis, que es la inflamación superficial de las encías por la acumulación de bacterias en forma de placa bacteriana.
  2. La Periodontitis, siendo esta una inflamación más profunda que destruye los tejidos periodontales. Su causa directa está en las mismas bacterias, pero su origen puede estar además vinculado con factores genéticos, ambientales, sistémicos y farmacológicos.

¿Y qué encierra esta patología tan común? Sus implicaciones son grandes y graves, al punto de que en Europa y, más recientemente en España, tal como lo ha recogido la Sociedad Española de Cardiología, se recomienda “tratar la periodontitis como parte del manejo del paciente con riesgo cardiovascular”. No debes sorprenderte entonces si al acudir a cita con el cardiólogo éste te derive prioritariamente a un odontólogo para que te examine y, si es del caso, inicies un tratamiento de encías. La incidencia de la periodontitis en las afecciones del corazón está plenamente demostrada.

El asunto no para ahí. También la Sociedad Española de Diabetes aconseja la valoración de la salud periodontal en el control de pacientes aquejados de diabetes.

Y su relación con el parto prematuro ya ha sido documentada.

Pero hay más evidencias: el reciente estudio “Efectos de la Periodontitis en el Microbioma del Colon”, mencionado por ScienceDaily, ha hallado en ratones sanos infectados con patógenos de la cavidad subgingival, la posterior presencia de microbiomas orales en el microbioma del colon. El estudio concluye: “La naturaleza polibacteriana de la enfermedad periodontal es un factor de riesgo para diversas enfermedades sistémicas”. Para su Director: “Nuestros estudios son los primeros en demostrar que la infección polibacteriana puede alterar el entorno microbiano del colon y esto puede afectar la motilidad del colon»

Y ya sabemos la trascendencia que tiene el colon para el funcionamiento adecuado de nuestro organismo. Se habla de procesos inflamatorios relacionados: colon inflamado y encías inflamadas.

Para que tus encías no sean ingratas con tu colon, debes revisarlas periódicamente con el dentista.

María del Pilar🤔